El Salón de la Fama Vin Scully tiene una nueva calle al lado del Dodger Stadium

Los Dodgers de Los Ángeles han cambiado de domicilio y a partir de este martes 12 de abril, cuando inauguren en casa su temporada 2016, recibiendo la visita de los Arizona Diamondbackas, los aficionados que se dirijan a Dodger Stadium tendrán que escribir en su GPS, la siguiente dirección: 1000 Vin Scully Avenue, para llegar a su destino en las Lomas de Chávez Ravine. Porque este lunes quedó oficialmente registrado el nuevo nombre de la arteria que conduce a la casa de los Dodgers. Y si usted conduce por Sunset Bulevard, desde el centro de la ciudad, debe dar una derecha en la Avenida Vin Scully. Pero si viene por la Sunset, desde Hollywood, deberá voltear a la izquierda en Vin Scully Ave. y al ingresar al estadio de los actuales campeones de la División Oeste en la Liga Nacional, usted podrá ver un letrero que dice: Welcome To Dodger Stadium, 1000 Vin Scully Ave.

Por: Rigo Cervantez

Con tal motivo, la mañana del lunes se realizó una ceremonia para develar el nuevo nombre de esta calle que da acceso al inmueble que ha fungido como la casa de los Dodgers desde 1962, en un acto al que acudieron el Alcalde de Los Angeles, Eric Garcetti, el Presidente y CEO del equipo, Stan Kasten, el Concejal del Primer Distrito, Gil Cedillo, lo mismo que Jaime Jarrín, la Voz en Español de los Dodgers, entre otras personalidades.

Pero los verdaderos invitados de honor al evento, fueron los aficionados azules, que acudieron en buena cantidad, unos doscientos, mismos que no se cansaron de corear el nombre deL legendario narrador y cuando Scully tomó la palabra, le pidieron a todo pulmón: ”Un año más, un año más”

Sin embargo, el cronista miembro del Salón de la Fama del Beisbol, reiteró que la del 2016 será su última temporada llevando a través de la radio y la televisión, las incidencias de los juegos de los Dodgers, con el estilo único que lo ha carecterizado y que lo ha convertido en una verdadera leyenda.

”Estoy muy emocionado por todo esto”, reconoció Vin Scully, quien por mucho tiempo se negó a ser parte de este homenaje que la ciudad de Los Ángeles le quería rendir: que una calle de la metrópoli angelina llevara su nombre.

Recordó su infancia en Nueva York, donde no había en esa época parques dónde practicar el beisbol.

”Jugábamos en las calles, con el palo de una escoba como bate y con pelotas de tenis. Utilizábamos las alcantarillas como bases”, evocó Scully, quien recordó que a los 8 años de edad se enamoró de las transmisiones deportivas radiales, mientras escuchaba junto a su padre, la narración de un juego de futbol americano colegial.

Y sobre los mejores recuerdos de su carrera, Vin Scully dijo que se queda con el sonido que producen decenas de miles de aficionados gritando en una jugada importante de su equipo.

”A pesar de que no conozco personalmente a cada aficionado, sé que los voy a extrañar”, expresó Scully, quien al referirse al último día de la temporada, en su despedida del micrófono, para siempre, confesó que todavía no sabe lo que dirá en ese momento.

”Estoy seguro de que en mi último día, para despedirme de ustedes, los aficionados, encontraré las palabras mágicas para decirles adiós. Pero, por el momento, solo les tengo dos palabras: Muchas Gracias”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: