Se cumplen 75 años de la marca inigualable de 56 juegos dando de hit de Joe DiMaggio

Un día como hoy, hace 75 años –15 de mayo de 1941–, Joe DiMaggio inició el camino a establecer uno de los récords más difíciles de romper en Grandes Ligas, pegar de hit en 56 partidos consecutivos.

Por: Rubén Castro | ESPN Digital

Muchos récords, que se pensaban inalcanzables, han caído desde entonces, pero el del inmortal de los New York Yankees ni siquiera se ha visto amenazado, pues nadie siquiera ha llegado a 45 partidos al hilo dando de hit.

Durante dos meses, 15 de mayo al 16 de julio, DiMaggio pegó imparable en cada uno de los partidos, racha en la cual de acuerdo con cifras de Retrosheet sumó 223 turnos legales con 91 indiscutibles conectados en total, 16 dobletes, 4 triples, 15 jonrones, 56 carreras anotas, 55 impulsadas, 21 bases por bolas –tres intencionales–, dos golpes y sólo 5 ponches.

En ese entonces, DiMaggio empezó la ruta para pulverizar la marca de George Sisler de 41 juegos al hilo dando de hit, que impuso del 27 de julio al 17 de septiembre de 1922 jugando para los Cafés de San Luis, también en la Liga Americana.

El rey del hit en Grandes Ligas, Pete Rose, es quien más cerca ha estado de DiMaggio, pero se quedó lejos en 1978, cuando estableció récord en la Liga Nacional con 44 partidos, al dar al menos uno del 14 de junio al 31 de julio.

En 1987 Paul Molitor alcanzó la cuarta mejor racha de la historia, pero quedó lejos de DiMaggio al sumar 39 partidos del 16 de julio al 25 de agosto.

Quizá el dar de hit en juegos seguidos fue un don de familia, pues su hermano Dom en par de ocasiones ligó rachas de más de 25 partidos dando de hit. Logró 34 del 29 de junio al 7 de agosto de 1949 y 27 del 21 de mayo al 7 de junio de 1951.

EL INICIO DE LA RACHA

Tras irse en blanco en ocho apariciones al plato en par de partidos ante los Cleveland Indians en dos días anteriores, el 15 de mayo de 1941 en el desaparecido Yankee Stadium I, DiMaggio pegó un imparable en cuatro turnos legales ante 9,040 aficionados, en la derrota de 13-1 que sufieron los Yankees ante los Chicago White Sox.

El hit llegó en el primer episodio ante los lanzamientos de Eddie Smith y con el produjo la única carrera de los Yankees. Fue un sencillo al prado izquierdo y Phil Rizzuto anotó desde la intermecia luego de abrir el episodio con doblete,.

En su siguiente turno fue dominado con una rola a la antesala que terminó con out forzado en la intermedia para acabar el tercer episodio. En la sexta entrada pegó línea a la antesala y la octava pegó otra rola a las paradas cortas. Sus cuatro turnos fueron ante Smith y estuvo como cuarto en el orden al bate.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: