Pensamientos sueltos sobre una elección sorprendente

Compártelo...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Digg thisShare on Reddit0Share on Tumblr0Share on VKEmail this to someonePrint this page

Hace falta hablar de las deficiencias de Hillary Clinton como candidata, mucho más allá de los escándalos por los correos electrónicos, la fundación Clinton y su trabajo como Secretaria de Estado.

Hillary perdió en la campaña de nominación demócrata contra un desconocido e inexperto Barack Obama en 2008, el Presidente vino desde muy atrás contra la Senadora que le aventajaba notablemente en las encuestas.

En 2016 se enfrenta a un Bernie Sanders sin apoyo, sin dinero y sin plataforma. Lo satanizaron con razón por su izquierdismo exacerbado y aún así estuvo realmente cerca de vencerla y algunos creen que si la campaña hubiese durado un par de meses más le hubiese ganado.

Y al final pierde con Donald Trump uno de los peores candidatos en la historia de las carreras presidenciales de los EEUU (a quien sigo adversando, porque no creo en los traductores… lo que dices es lo que piensas). La distancia al inicio de la campaña, una vez más era enorme y volvió a perder. En fin, Hillary será recordada por la historia como una sempiterna derrotada, a pesar de su conocimiento y experiencia, pero las dudas sobre su credibilidad y su comportamiento sobrepasaron lo que sea que pudiera brindar a los votantes de este enorme y generoso país.

Como si fuera poco todo lo comentado, ni siquiera se despidió y agradeció a sus seguidores y aceptó su derrota escondida en la habitación de un hotel, mal epílogo para su carrera política.

Dios bendiga a América… lo necesita

Leyendo mi Facebook veo mucho odio, quiero dejar mi opinión y dejarles saber en lo que creo firmemente.

Las campañas políticas tiene tintes y bemoles, esta fue especialmente sucia, pero ya hoy hay un nuevo Presidente, que llegó allí en buena lid y por la vía democrática, correctamente y de manera inapelable.

Creo que hay que hacer más que aceptar la derrota, hay que ponerse proactivo para ayudar al país de la mano de Donald Trump que fue el elegido de las mayorías.

Tenemos que salir del marasmo de los últimos años en los que nos sumió el autoproclamado “Party of No” y que los Republicanos arranquen este país nuevamente por su ruta, esté usted de acuerdo o no, pero necesitamos ir a alguna parte.

Nuevamente Dios bendiga a los Estados Unidos y a su nuevo Presidente Donald Trump.

Compártelo...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Digg thisShare on Reddit0Share on Tumblr0Share on VKEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: