Adivinemos en la liga americana

Yankees-Logo.jpgUna de las tareas más desagradable para este servidor es la de convertirme en pitoniso tres o cuatro veces por año para dar favoritos en cada uno de los deportes que he tenido el placer y el honor de cubrir, la cosa es que aunque todos lo hacemos, eso de dar favoritos es algo que a mi no me va bien y lo peor es que hay algunas personas que leen esta columna y que llegan a creer que tengo algún leve chance de pegar los ganadores. La verdad es que me va mucho mejor haciendo el cuento de lo que sucedió que interpretando una bola de cristal, pero vamos allá.
Hablamos de una serie que podría llegar a ser muy divertida, a pesar
del desmesurado favoritismo de los Mulos. Los Angeles tienen un equipo
veloz por todas partes, que tiene un excelente ritmo y un teamwork, que
es la envidia de la mayores, amén de su manager Mike Scioscia es uno de
los zorros viejos dele béisbol y conoce que hacer en los momentos
claves y como manejar la presión.

La rotación de los Angeles está encabezada por John Lackey, Joe
Saunders, Jered Weaver y Scott Kazmir, trabajar con una rotación de
cuatro abridores permite un mayor descanso, para ello es necesario
confiar en el cuarto en la rotación casi en la misma forma que en el
primero y en el caso de Anaheim no es así, Scott Kazmir no tiene la
misma confiabilidad de Lackey y en casa ha tenido un año terrible con 5
y 4 y 5.95 de efectividad, muy a pesar que su pasado lo acredita como
un buen lanzador y acostumbrado a lanzarle a los Yankees.

Lo mejor de el equipo es su ofensiva, la velocidad de Chone Figgins (43
robos), Bobby Abreu (30) Torii Hunter (18 en media temporada), Erick
Aybar (14) y Maicer Izturis (13) son un arma fundamental de los
Angeles, mucho más, ante el siempre adolorido Jorge Posada. El punto
desequilibrante será el candidato a MVP Kendry Morales, su bate es de
mucho respeto, sus 34 vuelacercas, con 108 impulsadas y 306 de average
son indudable muestra de la calidad del cubano, que se ve bien rodeado
de Bobby Abreu (293, 15, 103) Juan Rivera (287, 25, 88) y Torii Hunter
(299, 22, 90)  que demostraron lo que son capaces de hacer en la
temporada.

Lo que podría inclinar la balanza a su favor es una actuación
descollante de Vladimir Guerrero, que ha venido demostrando un alza en
su nivel de juego después de estar toda la temporada padeciendo de
diversas lesiones. Lo malo es que su cerrador Brian Fuentes ha bajado
mucho su nivel desde el juego de estrellas, al punto de que Scioscia
tiene en sus planes la posibilidad de hacer un platoon con Kevin Jepsen
para los salvamentos.

Por su parte los Yankees están blindados por todos lados, jugarán con
tres abridores, C.C. Sabathia, A.J. Burnett y Andy Pettite, según casi
todas las informaciones de prensa, lo que le daría una profundidad
adicional a su ya potente bullpen, con las inclusiones de Joba
Chamberlain y Chad Gaudín sumandose a Mariano Rivera, Alfredo Aceves,
Phil Hughes y Brian Bruney. El problema de hacer esto es que Sabathia
lanzaría el cuarto partido con tres días de descanso en casa ajena,
pero son los riesgos que piensa correr el estricto Joe Girardi, que ya
tiene en su haber un premio al manager del año obtenido en Miami,
dirigiendo a unos débiles Marlins.

Los Yankees van a ser campeones de todo lo que se les ocurra si su
combinación de poder con Alex Rodríguez (286, 30,100) Mark Teixeira
(292, 39, 122) Nick Swisher (249, 29, 82) Hideki Matsui (274, 28, 90),
Robinson Canó (320, 25, 85), Johnny Damon (282, 24, 82) y Jorge Posada
(285, 22, 81) trabajan como se supone ¿se dieron cuenta que nombre a 7
peloteros regulares con más de 20 jonrones y más de 80 impulsadas? Lo
peor para su competencia es que uno de los que no está en ese grupo se
llama Derek Jeter, con todo lo que ello representa.

El punto de inflexión de los Yankees se llama Alex Rodríguez, mucha
gente lo acusa de «amarillo» en los momentos grandes, pero en la
primera ronda de esta postemporada su bate resultó de gran ayuda,
esperemos a ver su sigue encendido. La duda está en Jorge Posada, la
defensiva baja mucho cuando el boricua está detrás del plato, mientras
que cuando ponen a su paisano José Molina, el equipo extraña sobre
manera su bate, no hay forma de que ambos conformen un sólo receptor,
que sería el sueño de los Steinbrenner.

En total la serie se puede ver pareja en relación directa con la
capacidad que tengan los lanzadores de los Angeles de detener a la
poderosa ofensiva Yankee, alguna pista de ello nos la da la buena
actuación del staff de lanzadores de los Angelitos en la serie contra
la potente ofensiva de los Medias Rojas. Le voy de corazón a los
Angeles, pero la lógica indica que los Yankees deben ser los ganadores,
no sólo de  la liga, sino de la serie mundial.

Beisbologo

Broderick Zerpa es un periodista deportivo y locutor venezolano (Caracas, 2 de octubre 1967) conocido como Beisbologo; tiene una dilatada experiencia en la cobertura de béisbol, fútbol y boxeo por más de 25 años. Trabajó en La Voz de Carabobo en Venezuela haciendo la previa de los partidos de los Navegantes del Magallanes. Por 11 años trabajó en Univisión Radio de costa a costa en Estados Unidos, en diversos programas de deportes y fue comentarista/narrador de MLB y Boxeo, fue Jefe de Deportes del Diario las Américas. Terra.com y el semanario El Venezolano y actualmente es el Director de Deportes de Actualidad Radio donde tiene dos programas “Dos Caras y Una Historia” y “Deportes en Grande”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: