Babe Ruth sigue siendo el más grande de todos

060427_baberuth_hmed_9p_widec1.jpg

El 6 de Febrero de 1895 nació un gigante del béisbol, conocido como «El Bambino» «El Sultán del bat» o simplemente «El Babe» nombrete que le quedó de haber sido el favorito de Jack Dunn, el propietario de los Orioles de Blatimore, que lo descubriera y firmara a los 19 años como lanzador.
Sígueme en Twitter: http://twitter.com/Beisbologo

George Herman Ruth, es hijo de Kate y George, un par de taberneros que lo dejaron en custodia de un orfanato, el St. Mary Industrial Scholl for boys, en el que por suerte encausó su temperamento difícil y su tremenda energía hacia el béisbol, gracias al padre Mathías, que fue el primero en dar crédito a las grandes dotes del Babe.
Ruth puso pie en las grandes ligas en 1914 y aunque no vio mayor acción, ganó un par de juegos con una sola derrota y ya en su segundo año puso record de 18-8 y 16 partidos completos, con apenas veinte años de edad. Pero la importancia real del Babe arranca en 1919 a los 24 años, cuando por primera vez logra tomar más de 500 turnos y conecta 29 jonrones, para lograr conectar 54 en 1920, ya con los Yankees. 
Y al principio Babe
En su primeras cuatro temporadas en el béisbol mayor, Ruth no tomó más de 140 turnos, al ser colocado como lanzador, ¿imaginan si pudiese sumar esas temporadas a su record de 714 jonrones? La cosa es que los Medias Rojas no tuvieron la visión de dejar que Ruth se desarrollara como bateador, claro que en su descargo el gigantón terminó su carrera como pitcher con record de 94 y 46 y en 1917 llegó a obtener 27 victorias, en 1916 fue líder en efectividad con 1.75 en 323 innings lanzados.
Ruth jugó sólo dos juegos de estrellas, puesto que estos llegaron al final de su carrera, fue MVP en 1923 cuando terminó bateando para 393, con 41 jonrones y 131 impulsadas mientras que recibía 171 bases por bolas, apartado en el que líder de las mayores en once temporadas diferentes. Terminó con 8 lideratos de carreras anotadas, 12 de cuadrangulares, 6 de carreras impulsadas, uno de bateo y trece de slugging y lo que sería para él su mayor logro, Jugó diez series mundiales en las que logró siete títulos. 
Para este articulista su mayor aporte fue su carisma, su facilidad de darse con las masas y con los niños, en una época terrible para el béisbol que pasaba por su hora más lúgubre, el escándalo de los Medias Negras de Chicago, acusados y confesos de haber vendido partidos en la Serie Mundial de 1919 acabó con la credibilidad de la liga y sólo las actuaciones memorable del «Bambino» y la llegada del Juez Landis como primer comisionado del béisbol, pudieron mantener al béisbol en la imaginación popular.
Ruth, con su halo de muchacho bueno, su facilidad para cordializar y también, ¿por qué no? de compartir sus vicios y dinero con la gente, pero sobre todo con su soberbio bat, lograron mantener a l beisbol como el primer pasatiempo nacional, al final de su carrera los Medias Negras, no eran más que un leve recuerdo y el Babe más famoso que el mismo deporte, el jugador con más fama de toda la historia del béisbol.
Los «Esteroides» y Ruth
Si bien la era de los esteroides acabó con casi todos los records de «El Sultán del Bat» aun tenemos la impresión de que Ruth es el mejor de todos, pero cuidado Ruth también tuvo sus esteroides en su época, Para 1920, la muerte por un bolazo de Ray Chapman llevó a hacer importantes cambios en la pelota, que aumentó la cantidad de corcho en su centro causando que la bola saliese con mayor velocidad del bate y se obligó a su cambio regular ante la más mínima deformación, prohibiéndose las llamada «bolas ensalivadas» -que favorecían la labor de los lanzadores-, estos cambios favorecieron a los bateadores y comenzó una nueva era en el béisbol, con predominio del juego ofensivo sobre el defensivo o estratégico. 
Esta medida impulsó la cantidad de jonrones de todos en las mayores, lo que no quita mérito a Ruth que fue mejor que todos, pero sin dudas que tuvo una ventaja sobre todos los que jugaron a la pelota antes que él, algo que suena muy similar a lo de los esteroides en nuestra época. Ruth pasó de conectar 29 jonrones en 542 turnos en 1919 a conectar 54 en 615 veces al plato, un gran salto que se debe en buena parte a la nueva «Bola salidora».
El declive
En 1934 su producción jonronera bajó a 22 vuelacercas en 365 turnos y la llegada de una nueva generación de peloteros a los Yankees, encabezada por Lou Gerigh hicieron a los Yankees dejar libre a Ruth, que tuvo que terminar su carrera en un humille club, los Bravos de Boston, donde sólo con sumió 72 turnos y conectó 6 cuadrangulares a los 40 año de edad. Los Bravos lo llevaron para atraer el morbo del público por ver el final de la carrera de una de las mayores estrellas del béisbol. Se dice que le habían ofrecido la posibilidad de ser manager al finalizar la temporada de 1935, cosa que no fue cierta y que acabó con su relación directa con la pelota.
Después del béisbol
George Ruth sirvió de imagen al gobierno de los Estados Unidos para la venta de bonos de guerra, con los que el país lograba obtener fondos para sus tropas en guerra contra Hitler. Ruth visitó gran cantidad de orfanatos, hospitales y casas de reclusión, en las cuales compartió con una inmensa cantidad de niños y ancianos que encontraban en su visita algo de consuelo a sus penas.
Se le diagnosticó cáncer en la garganta en 1946, sus excesos habían cobrado su parte en el físico del más grande jugador de béisbol de todos los tiempos, los Yankees le hicieron un homenaje extraordinario el 13 de junio de 1948 a los 25 años de la inauguración del Yankee Stadium mejor conocido como «La casa que construyó Babe Ruth»  El 16 de agosto Ruth falleció a los 53 años dejando el legado más profundo en el béisbol, su número no existe en los Yankees y Associated Press lo eligió en 1999 como el Atleta del Siglo. Para mi cualquier homenaje es poco para «el hombre que salvó al béisbol».
Babe fue exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown en 1936, mismo año de su retiro, bateo para 342 en 8398 turnos, conectó 2873 hits, 714 jonrones (marca que mantuvo 39 años) 2217 carreras impulsadas y 2174 anotadas. Les dejo un número poco conocido el Babe se robó 123 bases con un máximo de 21 en 1923. Su record de jonrones fue roto por Hank Aaron y después por Barry Bonds, Aaron necesitó de más de 3000 turnos para alcanzarle y Bonds requirió de 2000 y tantas veces al bate para pa
sar al Bambino.

Beisbologo

Broderick Zerpa es un periodista deportivo y locutor venezolano (Caracas, 2 de octubre 1967) conocido como Beisbologo; tiene una dilatada experiencia en la cobertura de béisbol, fútbol y boxeo por más de 25 años. Trabajó en La Voz de Carabobo en Venezuela haciendo la previa de los partidos de los Navegantes del Magallanes. Por 11 años trabajó en Univisión Radio de costa a costa en Estados Unidos, en diversos programas de deportes y fue comentarista/narrador de MLB y Boxeo, fue Jefe de Deportes del Diario las Américas. Terra.com y el semanario El Venezolano y actualmente es el Director de Deportes de Actualidad Radio donde tiene dos programas “Dos Caras y Una Historia” y “Deportes en Grande”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: