En una final de infarto, Caribes de Anzóategui se impuso en Venezuela

Felicitaciones por doquier en las redes
sociales a la franquicia, su fanaticada y una directiva que supieron
sobreponerse a todas las adversidades para coronarse campeones por primera vez
en la Liga de Beisbol Profesional Venezolano en una de las finales más emotivas
y reñidas de la historia de la misma.

Con el Más Valioso Luis Jiménez como guía él equipo oriental se convirtió en campeón de la zafra 2010-2011, logrando su primer galardón en 20 años de existencia de la franquicia, en un reñido séptimo encuentro que terminó 8-7 con los Tigres de Aragua que fueron unos contendientes feroces, que nunca dieron cuartel y que lucharon literalmente hasta el último lanzamiento.

 

Los dos equipos que dirimieron esta final fueron los mismos que terminaron la temporada anterior en los dos últimos lugares, con lo que la historia crece en interés, mucho más al saber que los orientales no tenían estadio en septiembre, que existían enormes problemas con la junta directiva que parecían que dejaban al reinante campeón fuera de la temporada, corriendo peligro, incuso, de perder la franquicia.

 

Si a todo ello, le sumamos que Julio Franco hacía su debut como manager en cualquier nivel de pelota rentada y el hecho de que es dominicano y no conoce ni las realidades ni la idiosincrasia de la liga, todo toma ribetes de epopeya. Franco se convirtió en el tercer estratega de República Dominicana en ganar un trofeo en Venezuela, Oswaldo Virgil y Felipe Rojas Alou fueron quienes le antecedieron en el logro.

 

Por su lado el manager de los Tigres Buddy Bailey se quedó con las ganas de acceder a su sexto título al mando de los Tigres con lo que se hubiera colocado a uno del máximo ganador de la liga, el cubano Regino Otero.

 

Volviendo a Luis Jiménez, el refuerzo proveniente de los Cardenales de Lara, no se ponchó en ninguna oportunidad durante sus 28 turnos en la final dejando un astronómico promedio de 678. Por su parte la peor actuación ofensiva la tuvo Jesús Guzmán, refuerzo originario de los Leones del Caracas, que terminó la final dejando un terrible total de 19 corredores en circulación.

 

Dentro de las curiosidades de la final, está que los Caribes ganaron todos sus partidos haciendo 8 carreras y que los resultados de los dos partidos finales fueron 8 carreras por 7, con los Tigres dejando en posición anotadora la carrera del empate, haciendo enorme la intensidad con la que se vivió la final en toda Venezuela.

 

Ahora los Caribes tendrán que preparase para enfrentar a los Toros del Este de República Dominicana, los Criollos de Caguas de Puerto Rico y a los Yaquis de Ciudad Obregón de México en la próxima Serie del Caribe que tendrá lugar en Mayagüez, Puerto Rico del 2 al 7 de febrero. Como cada año dentro de los primeros anuncios tras las celebraciones del campeonato llueven las advertencias de gran cantidad de peloteros que no asistirán a la justa caribeña, entre ellos el Más Valioso de la temporada 2010- 2001, el pelotero de los Marlins, Josh Kroeger.


Beisbologo

Broderick Zerpa es un periodista deportivo y locutor venezolano (Caracas, 2 de octubre 1967) conocido como Beisbologo; tiene una dilatada experiencia en la cobertura de béisbol, fútbol y boxeo por más de 25 años. Trabajó en La Voz de Carabobo en Venezuela haciendo la previa de los partidos de los Navegantes del Magallanes. Por 11 años trabajó en Univisión Radio de costa a costa en Estados Unidos, en diversos programas de deportes y fue comentarista/narrador de MLB y Boxeo, fue Jefe de Deportes del Diario las Américas. Terra.com y el semanario El Venezolano y actualmente es el Director de Deportes de Actualidad Radio donde tiene dos programas “Dos Caras y Una Historia” y “Deportes en Grande”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: