Aquella vez no se pudo

En la primavera de 1999 Andrés Galarraga comenzaba su pelea particular con el linfoma no hodking que lo sacó de juego toda la temporada.  

Don Baylor, quien había sido coach de bateo de los Cardenales de San Luís y más tarde manager del equipo Rockies de Colorado, estaba como coach de los Bravos de Atlanta, justamente el equipo del caraqueño. 

Durante los entrenamientos de primavera los comunicadores tenemos mejores oportunidades de realizar entrevistas o conversar informalmente con técnicos y jugadores porque es un tiempo de mucho trabajo, pero sin la presión de la temporada regular, cuando todos los juegos son importantes y cuentan. 

Era un fresca tarde en Port Saint Lucie, un apacible pueblo de Florida, en el que los Mets de Nueva York entrenan durante la primavera. El juego de exhibición de aquel día era contra los Bravos de Atlanta. 

Éramos un grupo que encabezaba Rubén Mijares, una de las mejores compañías que se pueda tener en un “spring training” . Tiene más de 30 años yendo todos los años y conoce las carreteras, los caminos, los sitios más ricos para comer entre un estadio y otro y además todo lo musicaliza con Dámaso Pérez Prado mientras va contando historias interesantes, de cosas que ha vivido con el beisbol.  

También estaba David Concepción, gran compinche para estas ocasiones, el recién casado comentarista Francisco Blavia, Ubaldo Armas, quien tenía una tienda de artículos de beisbol “Play off” , la periodista Fiorella Perfetto, el buen amigo Eibor Trujillo y quien suscribe. 

Faltaban unas horas para que comenzara el juego y Don Baylor salió del dugout a conversar con Rubén Mijares; eran viejos conocidos de la época cuando Baylor vino a jugar con el Magallanes. 

Al rato me acerqué, acompañada de David Concepción, a incorporarme a la conversa, fue muy afable, así que le pedí una entrevista para hablar de Galarraga. 

Baylor, en el documental “Galarraga. Beisbol, puro beisbol” que dirigió Luís Alberto Lamata con guión de César Miguel Rondón y esta cronista, había contando la admirable historia de cuando “El Gato” se rompió la rodilla en 1993 y cómo regresó para ser líder bate, siguiendo disciplinadamente cada consejo que le dio su manager. 

Pensando en la difícil que podría ser volver al beisbol luego de pelear con un cáncer, la entrevista comenzó con ese tema: ¿Señor Baylor, usted cree que el Gato volverá? 

Su respuesta fue tajante: “Claro que volverá, es difícil, pero Galarraga tiene voluntad” 

-¿Y cómo cree usted que le afecte estar una temporada completa fuera de acción?-le pregunté. 

“Volverá porque es un trabajador incansable y ama jugar pelota”-dijo convencido. 

-¿Sería bueno para él si ve acción en la temporada invernal, se lo recomendaría?” 

-Primero tiene que salir bien del tratamiento y así será, entonces podría pensar en jugar en Venezuela, me encantaría dirigirlo-terminó diciendo. 

Entonces la pregunta siguiente era obvia después de aquella “bombita” 

-¿Estaría usted dispuesto a dirigir al Caracas sr Baylor?-pregunté sorprendida con lo que acababa de decirme. 

-¡Me gustaría mucho!-dijo sin dudar. 

Casi suelto el grabador, impaciente por ir a la sala de prensa a enviar la noticia a Radio Capital, era un tubazo “Don Baylor quiere dirigir al Caracas”. 

Con gran sonrisa recordó sus años con el Magallanes y lo que disfrutaba la rivalidad contra Leones, a todas estas, David Concepción era testigo de excepción y el traductor de la conversa. 

Después de comunicarme con la radio para dar la noticia, bajé otra vez al terreno para pedirle todos los datos, teléfonos para ubicarlo, etc. y llamé a Oscar Prieto Párraga para contarle. 

Fue un momento muy especial, yo sentía que había firmado a Don Baylor para el equipo de mis amores gracias a una entrevista casual. 

Al terminar el juego nos fuimos a disfrutar de una parrilla en casa de Roger Cedeño y hasta allí se trasladó Prieto, quien andaba cerca de Port st Lucie y por supuesto se interesó inmediatamente en la información. 

El resto debía ser la negociación y Prieto lo llamó desde su celular para conversar. Baylor aceptó la posibilidad de dirigir al Caracas y casi se concreta la firma, pero los Cachorros de Chicago le ofrecieron ser el manager y la ilusión de verlo uniformado con el Caracas no pasó de ahí. 

Doce años después, Bravos de Margarita, con Rubén Mijares a cargo, anuncia que Baylor vendrá a dirigirlos la próxima temporada 2011-2012, lo que sin duda es muy bueno para nuestra liga. 

Baylor significa mucho para los venezolanos, no sólo por su paso por el Magallanes y el legendario “Poder Negro”, sino particularmente por su historia con Galarraga, a quien le cambió la forma de batear para convertirlo en uno de los jugadores venezolanos más estelares de su tiempo. 

Un hombre de beisbol a quien la Venezuela beisbolera le tiene muchísimo aprecio, así que será un lujo verlo dirigir. 

¡Enhorabuena! para los fanáticos de los Bravos de Margarita.

Beisbologo

Broderick Zerpa es un periodista deportivo y locutor venezolano (Caracas, 2 de octubre 1967) conocido como Beisbologo; tiene una dilatada experiencia en la cobertura de béisbol, fútbol y boxeo por más de 25 años. Trabajó en La Voz de Carabobo en Venezuela haciendo la previa de los partidos de los Navegantes del Magallanes. Por 11 años trabajó en Univisión Radio de costa a costa en Estados Unidos, en diversos programas de deportes y fue comentarista/narrador de MLB y Boxeo, fue Jefe de Deportes del Diario las Américas. Terra.com y el semanario El Venezolano y actualmente es el Director de Deportes de Actualidad Radio donde tiene dos programas “Dos Caras y Una Historia” y “Deportes en Grande”.

A %d blogueros les gusta esto: