Leonys Martín: Escape al sueño

Otro estelar jugador del beisbol cubano, integrante de la selección nacional, escapó de la isla para buscar un mejor destino.

Da un poco de pena alegrarse porque alguien tuvo que irse de su país, a escondidas, huyendo, que es un verbo que tiene mucho qué ver con el temor, pero es inevitable alegrarse.

Ahora fue A Leonys Martín, considerado el mejor jardinero central del beisbol cubano, donde con veintidós años tiene de por vida excelentes números:  bateó .314, con treinta y ocho cuadrangulares, sesenta y dos dobles y catorce triples, en cinco temporadas. En la última dejó promedio de .326, con diez jonrones y veintitrés dobles.

En el segundo Clásico Mundial, en 2009,  Leonys Martín bateó dos hits en siete veces al bate, con tres anotadas.  Coinciden todas sus descripciones en que es un jugador rápido que sabe robar bases y tocar la bola, con defensa por encima del promedio,  un brazo preciso y potente y además de ser un chocador, tiene fuerza para conectar la bola.

Esta semana se supo del interés e inminente firma del cubano por parte  los Rangers de Texas. Desde que desertó en septiembre pasado se habla de sus cualidades, especialmente porque es aún muy joven (22 años) y el potencial que exhibe es inmenso.

En Cuba se preocupan por el goteo incesante de jugadores en busca del sueño que tiene una enorme cantidad de jóvenes quienes desde niños, sueñan con llegar a las Mayores.

Ray Ordóñez, los hermanos Liván y Orlando “El Duque” Hernández, José Ariel Contreras, Rolando Arrojo, Alexei Ramírez, Yuniesky Betancourt y Kendry Morales, por recordar algunos de los más notorios, han desertado de Cuba para jugar en las Grandes Ligas.

Desde 1991  cuando el lanzador derecho del pueblo de Regla, René Arocha, abandonó la concentración del equipo nacional que entrenaba en Estados Unidos y al poco tiempo se convirtió en grandeliga, al menos trescientos peloteros han desertado para jugar como profesionales en diferentes circuitos del Caribe y las Mayores.

El salario de un pelotero cubano es igual al de un obrero y más allá de cualquier ideología y retórica política, es legítimo que cualquier persona de este mundo aspire a tener una retribución por su trabajo que le permita una mejor calidad de vida, pero además de eso, es el sueño de montones de muchachos del mundo entero cuando comienzan a jugar beisbol, llegar a las Grandes Ligas.

Quienes han desertado han sido insultados por Fidel Castro y sus adulantes en escritos cargados de sinrazones para desestimar el anhelo de libertad de quienes se han ido buscando mejores oportunidades para ellos y sus familias.

Es triste imaginarse que alguien deba dejar su país para siempre por atreverse a estar donde están los mejores. Para los venezolanos es aún incompresible pero no inimaginable, porque nuestros muchachos pueden firmar con los equipos profesionales y organizaciones de las Grandes Ligas con toda libertad, situación que debe seguir siendo así, sin interferencia de la política oficial que tanto elogia al gobierno de los hermanos Castro.

Así que  la noticia de que uno que escapó llegará a las Grandes Ligas siempre refresca, es otra historia de uno que huyó de una pesadilla para conseguir un sueño.

Beisbologo

Broderick Zerpa es un periodista deportivo y locutor venezolano (Caracas, 2 de octubre 1967) conocido como Beisbologo; tiene una dilatada experiencia en la cobertura de béisbol, fútbol y boxeo por más de 25 años. Trabajó en La Voz de Carabobo en Venezuela haciendo la previa de los partidos de los Navegantes del Magallanes. Por 11 años trabajó en Univisión Radio de costa a costa en Estados Unidos, en diversos programas de deportes y fue comentarista/narrador de MLB y Boxeo, fue Jefe de Deportes del Diario las Américas. Terra.com y el semanario El Venezolano y actualmente es el Director de Deportes de Actualidad Radio donde tiene dos programas “Dos Caras y Una Historia” y “Deportes en Grande”.

A %d blogueros les gusta esto: