Qué manera de romper la mala racha

Un “no hit no run “ en el Yankee Stadium, contra la Yankees para detener la mala racha habría sido un súper lujo; pero, siempre hay un pero que pica y se extiende…

El ompayita de home pudo ponchar a Teixera, el picheo estuvo “ahí”. Claro que después, fue lo que pasó, Alex Rodríguez  dio un hit y se rompió la posibilidad de “nohitter” a los anfitriones del Bronx.

Como el beisbol se inventó, entre otras cosas, para especular, después del boleto a Teixeira, Phil Humber estaba buscando la zona y ahí justo le dio el habilidoso Alex Rodríguez, cuyas virtudes como bateador nadie discute. Tal vez con dos outs y después de ponchar a tan peligroso bateador, habría  enfrentado diferente a Rodríguez  para dominarlo como hizo en turnos anteriores.

Lo cierto es que el árbitro cantó la cuarta mala y después vino el hit, se rompió el “no-no” pero siguió un bellísimo juego de pelota, un duelo de pitcheo y atrapadas valientes, acrobáticas, de esas que no dejan dudas de las ganas de ganar que tienen quienes juegan.

Gene Mauch, quejándose por el comportamiento de algunos jugadores que dirigió dijo en tono de amargura: ““La peor cosa que te puede pasar es darte cuenta que tú tienes más ganas de ganar que tus jugadores”.

Este no es el caso de los Medias Blancas y es de esperarse que el triunfo  de ayer les recuerde que pueden ganarle a los Yankees y dejarlos en dos hits, aunque lo ideal sería que los dirigidos por Oswaldo Guillén anotaran más de dos carreras, para ganar con menos sufrimiento, sobre todo de los fanáticos patiblancos.

Para los Medias Blancas fue apenas la segunda victoria en los últimos 12 juegos. Cortaron una sequía de 23 entradas sin anotación en el cuarto episodio y sumaron otra en el noveno,

Para Phil Humber, quien nunca había trabajado más de 6 innings fue una noche inolvidable, una noche en la que casi fue posible dejar a los Yankees sin hits ni carreras y en su templo.

No faltaron por supuesto quienes atribuyeron el imparable de A. Rod a que algunos narradores, fanáticos y periodistas comenzaron a anunciar el “nohitter” llamándolo por su nombre y que eso empavó a Humber.

Varias veces he dicho que prefiero la narración que no lo dice del todo y encuentra la forma de comunicarlo, me gusta que no lo digan por cosas de ritual, de cábalas ancestrales que me gusta respetar,  recuerdo al gran Delio Amado León, quien sólo decía “No hit no run” cuando caía el último out e igual la audiencia entendía que se trataba de una hazaña.

Cuestión de gusto solamente porque mucho antes de que existieran las transmisiones de televisión y de radio se rompieron “no hitters” a punto de terminar el juego.

Y bueno, van dos “casi no”, el de Aníbal Sánchez y Phil Humber, aunque el venezolano llegó más lejos, cosa que creo  hace que uno lo lamente más.

En el beisbol hay jonrones y son emocionantes, no tanto como un triple, pero son emocionantes, dígame si es con las bases llenas, para voltear el juego o para decidirlo en el último episodio, pero eso de que el lanzador controle completamente sus envíos y además de formar una estupenda batería sea respaldado por una defensa que no permita que la pelota pique imparable, siempre me parecerá de las mejores cosas del beisbol.

El lunes los Yankees no llevaron jonrones…

Beisbologo

Broderick Zerpa es un periodista deportivo y locutor venezolano (Caracas, 2 de octubre 1967) conocido como Beisbologo; tiene una dilatada experiencia en la cobertura de béisbol, fútbol y boxeo por más de 25 años. Trabajó en La Voz de Carabobo en Venezuela haciendo la previa de los partidos de los Navegantes del Magallanes. Por 11 años trabajó en Univisión Radio de costa a costa en Estados Unidos, en diversos programas de deportes y fue comentarista/narrador de MLB y Boxeo, fue Jefe de Deportes del Diario las Américas. Terra.com y el semanario El Venezolano y actualmente es el Director de Deportes de Actualidad Radio donde tiene dos programas “Dos Caras y Una Historia” y “Deportes en Grande”.

A %d blogueros les gusta esto: